Orígenes y desarrollo

IMG_4688Para que esta terapia creativa llegue a ser lo que hoy conocemos como Danza Movimiento Terapia (DMT) se han ido sumando e interrelacionando una serie de saberes no sólo teóricos, sino también empíricos. Desde los shamanes o brujos de las comunidades ancestrales que danzaban, y aún danzan hasta hoy en ciertos rincones del planeta, para curar a alguien de su colectividad afectado por un mal, o que hacían danzar también al enfermo y sus familiares, hasta las nuevas concepciones sobre el arte en general, que traen consigo las vanguardias de principios del siglo XX y finales del XIX, y por ende la nueva manera de concebir la danza. A lo anterior se agregan los grandes aportes de la psicoterapia clásica y el desarrollo de los distintos sistemas de observación y análisis del movimiento, llegando a los estudios más actuales sobre comunicación no verbal, para sumar también los avances en el campo de la neurociencia, entre otros. Todos estos elementos conforman el gran conglomerado que hace a la DMT convertirse en una disciplina relevante en el campo de las terapias creativas y en constante desarrollo.

A su vez, para ir clarificando su campo la DMT, ha debido diferenciarse de otras formas similares como es, por ejemplo, la danza terapéutica; así como de otras corrientes que si bien utilizan el cuerpo difieren en sus principios, herramientas y propósitos con la DMT, como son la biodanza, la técnica Feldenkrais o la Vegetoterapia Reichiana.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s